28 abr. 2011

Sciascia (elogio de la herejía)

L’eresia è di per se una grande cosa, e colui che difende la propria eresia, è sempre un uomo che tiene alta la dignità dell’uomo. Bisogna essere eretici, rischiare sempre di essere eretici, se no è finita. Voi avete visto che non è stata soltanto la chiesa cattolica ad avere paura delle eresie. E stato anche il Partito comunista dell’Urss ad avere questa paura dell’eresia, e c’è sempre nel potere che si costituisce in fanatismo questa paura dell’eresia. Allora ogni uomo, ognuno si noi, per essere libero, per essere fedele alla propria dignità deve essere sempre un eretico. 

La herejía es de por sí una gran cosa, y el que defiende su propia herejía es siempre un hombre que tiene alta la dignidad del hombre. Hay que ser hereje, arriesgarse siempre a ser herético, si no, se termina. Habéis visto que no es sólo la iglesia católica la que tiene miedo de la herejía, también el Partido comunista de la URSS tiene miedo de la herejía. Es siempre el poder el que convierte el miedo a la herejía en fanatismo. Ahora cada hombre, cada uno de nosotros, para ser libre, para ser fiel a su propia dignidad, debe ser siempre un hereje.

3 comentarios:

Dora Diamant dijo...

Sólo la herejía nos puede salvar, máxime en los tiempos que corren, prefiero la herejía a la indignación tan de moda, próspero fin de semana, has acertado en traer a colación a Sciascia, habrá que releerlo.

Lansky dijo...

Absolutamente de acuerdo con don Leonardo, así que, con tu permiso, copio y pego en mi blog

un saludo

Rufus T. Firefly dijo...

No sé si sólo la herejía podrá salvarnos, pues a lo mejor hay que combinarla con algo más, pero desde luego que en estos tiempos que corren hace falta más herejía.

Sin necesidad de permiso, copie y pegue lo que tenga a bien.

Buen fin de semana.