17 jun. 2011

Oradores y agitadores

Jacques-Louis David, Le serment du Jeu de Paume, 1791

Emilio Longoni, L'oratore dello sciopero, 1890

Ferdinand Hodler, Der Redner, 1912

Arthur Segal, Der Redner, 1912

Magnus Zeller, The orator, 1920

Conrad Felixmüller, The agitator, 1920

Conrad Felixmüller, Political speaker, 1920

Diego Rivera, El agitador, 1926

George Grosz, The agitator, 1928

Curt Querner, Agitator, 1931

Leon Golub, Orador, 1965

Ana Eckell, El orador, 1982

Martin Ley Ussing, Orador, 2008

6 comentarios:

Rufus T. Firefly dijo...

El dedo índice extendido, apuntando, aleccionando o indicando es una curiosa constante...

Lansky dijo...

Sí que lo es, sí...ese dedito.

Antonio de Castro dijo...

Lo triste e inquietante es que no se les responda más a menudo, o no se les haya respondido a tiempo, con el puño cerrado y el dedo corazón hacia arriba...

Rufus T. Firefly dijo...

Aunque es cierto que la elevación por encima de la masa y el dedo extendido son indicios suficientes para provocar la desconfianza, lo del dedo corazón dependerá, en todo caso, del contenido del discurso.

Ceràmica Ley dijo...

soy el autor del cuadro El Orador.
Me ha gustado ver que mi cuadro estaba aquí...
Si quieren ver más sobre mi trabajo lo pueden ver en
www.ceramicaley.com

Atentamente Martin

Rufus T. Firefly dijo...

Hola Martin, muchas gracias por pasarte y por sugerirnos tu página, me alegro de que te haya gustado verte por aquí.
Saludos.