5 oct. 2011

Barnett Newman (Rojo)

 
 Onement I, 1948


Eva, 1950

Adán, 1950-51


Achilles, 1952

Canto XIV, 1964

Who's afraid of red, yellow and blue II, 1966

Who's afraid of red, yellow and blue III, 1967


5 comentarios:

J. M. dijo...

newman es, sencillamente, sublime

pe-jota dijo...

Es curioso observar la evolución y la depuración de la técnica.

Aunque claro esto entrecomillado ya que es una reproducción pero creo que se ve bastante claro.

Rufus T. Firefly dijo...

Sí, es sublime en un modo muy minimalista y es verdad que a la vista de esta obra, con todas las cautelas respecto a las reproducciones, parece que Newman sigue una senda de depuración y geometrismo.

Lansky dijo...

Pero no tiene mucho sentido (para mí) ninguno de estos 'rojos' si no se ven así, como tú los muestras, en una serie o secuencia.

(Supongo que utilizáis 'sublime' como la clásica oposición a 'bello')

Rufus T. Firefly dijo...

Es cierto que la obra abstracta, cuando se contempla descontextualizada, tal vez pierda significado, incluso en una exposición serializada puede que también, pero aún así, hay algunas ¿las buenas? que resisten la prueba.

Sí, por mi parte, lo digo en el sentido kantiano.