13 abr. 2010

Piero Della Francesca
















A veces damos por supuesto que sólo existe lo que podemos ver, lo que se muestra al primer vistazo, y aquí tenemos un magnífico ejemplo de las gratas sorpresas que proporciona descubrir nuestro error, el reverso del Ritratti di Federigo di Montefeltro, duca d'Urbino e della moglie Battista Sforza (Díptico del Duque de Urbino).

No hay comentarios: