18 jun. 2010

Michel Malet (la ominipresencia de la imagen)


Desde que la imagen se encontró con el sonido, se han quedado como paralizados el tacto, el gusto y el olfato, que son sin embargo los primeros lugares de saber de la nutrición. La vista y el oído, los dos vectores más utilizados en la comunicación humana, han ganado por la mano a los otros. Son los más inmateriales, los únicos que sabemos grabar y transmitir a distancia. Ahí está su ventaja: fundamentan relaciones humanas mundiales y van incluso más allá de nuestro planeta.
Michel Malet, Breve historia de la imagen, Siruela, 2010.

No hay comentarios: