29 ago. 2011

Mao sobre el arte

Andy Warhol, 1972

Hoy, en el mundo, toda cultura, la literatura y el arte pertenecen a determinadas clases y siguen determinadas líneas políticas. No existe, en la realidad, el arte por el arte, el arte por encima de las clases, ni el arte que se desarrolle al margen de la política o sea independiente de ella.

(...) Para juzgar los deseos subjetivos de un autor, es decir, para juzgar si el autor ha sido guiado por intenciones justas y buenas, no debemos referirnos a sus declaraciones, sino al efecto que sus actividades (principalmente sus obras) tienen sobre las masas en la sociedad.

8 comentarios:

JAMS dijo...

¿Como sabremos el efecto del arte sobre las masas?¿Cuanteo efecto tiene el arte?¿Quién sabe como medir, precisar, entender, anticipar...el efecto del arte sobre las masas?
La respuesta a esas preguntas y algunos cientos más está en la obra de Warhol sobre Mao y en la capacidad de reproducirla por cientos, miles, cientos de miles de ejemplares.

Lansky dijo...

...efecto del arte sobre las masas...buen debate, que conduce a cosas como el realismo socialista que suplantó el interesante trabajo de futuristas, constructivistas y demás rusos de los primeros años de la revolución. O sea, el arte al servicio de...¿? De nada, el arte siempre ha estado al servicio de algo (de reyes, de papas, del polic bureau, de la galeria malborough o del gusto burgues) y simpre ha habido artistas que a pesar de saberlo y hacerlo han conseguido el extraño y virguero equilibrio de hacer a la vez lo que ellos querían: Velázquez, Goya..., pero no Warhol, un simple tipo listo, no un artista genial.

Aunque...el arte antes parece que buscaba la belleza e instruir deleitando y ahora sólo parece buscar la provocación y la demostración obvia de la sacrosanta libertad del artista, y por eso suelo preferir a los de antes.

Rufus T. Firefly dijo...

Las ideas de Mao se despliegan -polémicas- como un díptico. La primera pienso que resulta indiscutible, con respecto a la segunda me parece descabellada, si bien creo que es uno de tantos criterios estéticos con vocación totalitaria sobre la validez o la utilidad del arte, sobre todo cuando nos referimos al arte contemporáneo. No hay más que sustituir "el efecto sobre las masas" por cualquier otra doctrina.

Por lo que se refiere a la validez, vigencia o interés del arte que se hace ahora, y en general del arte de siempre, es una de las cuestiones que más me interesan últimamente.

Lansky dijo...

hay que definir qué es política, si es la definición de Aristóteles, que yo comparto, no ya el arte sino ninguna actividad humana que exceda lo meramente biológico (excluimos, aunque no sé, defecar, pero no coem>...gastronomía, etc.) está al margen de lo político; por tanto, la afirmación de Mao, como muchas suyas (cf.- libro rojo) es una obviedad

JAMS dijo...

Plantear como problema a resolver "el efecto del arte sobre las masas" es plantear un mal problema que tendrá una mala solución. Pues is aceptamos que hay un "efecto" del "arte" sobre las "masas" hemos de encontrar una respuesta o solución. Que antes o después deberá tener una solución que resuelva el problema. Cuando hay una problema, hay una solución, o vairs, pero siempre hay un maestro.
Por ahí la cosa va jodida.
Arte moderno = provocación. Pués si. Como siempre. la Venus de Velazquez era una provocación, que solo tenía el Rey en su dormitorio. La villa Medici (Velazquez) es una provocación en su técnica impresionista. El origen del mundo (Courbet) es otra provocación, aunque ahora sería casi casi infantil. El asunto está en la abundancia de artistas, ergo de provocación, y en la amplitud de público y de medios de divulgación.
Warhol, además de tipo listo, es un buen artista. Lo de genial ya veremos con el tiempo.
Por cierto me encanta el blog. te he puesto en seguir.

pe-jota dijo...

No veo el acierto en ninguna de ambas valoraciones, sí el elemento polémico como dinamizador del debate. El arte y la cultura no es que pertenezcan a una clase, creo que es lo más descastado que hay, eso sí algunos intentan apropiaciones que obviamente se vuelven hueras, la cultura como tal nace al margen del poder, otra cosa son asuntos bastardos que pueden dar mayor o menor juego.
La segunda, no se tal vez sea el típico visto lo visto, oído lo oído más vale aparcar el tema.

Rufus T. Firefly dijo...

Entiendo el concepto de "política" en un sentido amplio, también como ideología o superestructura. Por ello, detrás toda obra de arte o de todo autor laten -aunque se niegue- presupuestos ideológicos, los que sean... Aunque pueda resultar obvio, nunca viene mal recordarlo en estos tiempos en los que tanto en el arte como en otros campos parece que las cosas, los objetos y las ideas se originan en un éter inocente, en una realidad inalterable.

En cuanto al "efecto sobre las masas", totalmente de acuerdo en la arbitrariedad y abstracción de semejante concepto; es cierto que el arte siempre ha estado anudado de algún modo a la provocación. JAMS, me alegro mucho de que te encante el blog.

pe-jota, no pienso que el arte pertenezca a una clase, aunque mucho podríamos discutir al respecto, sobre todo en la distinción entre alta y baja cultura, como decía antes, lo que me interesaba resaltar era la idea de que el arte no se concibe ni se desarrolla al margen de la ideología, cualquiera que ésta sea, el arte no está -por lo general- libre de pecado original.

pe-jota dijo...

Y quien lo está?, siempre he pensado que todos tenemos un precio, lo importante es el qué y por cuanto estaríamos cada uno dispuestos a vendernos.